10 datos curiosos sobre Valle de Bravo

datos curiosos sobre valle de bravo

La primera vez que visitamos este hermoso pueblo mágico fue por invitación de un amigo cercano, quien es oriundo de aquí, y con quien pudimos conocer algunos datos curiosos sobre Valle de Bravo que ahora podemos compartir contigo. Recorrer sus calles un gran plan de fin de semana, ¿quieres comprobarlo?



10 datos curiosos sobre Valle de Bravo

Luego de procesar tanta belleza y cúmulo de información, pensé un poco cómo podría convencerte de visitarlo. Así que decidí dividir este post a través de varios datos curiosos sobre Valle de Bravo, los cuales al unirlos se convierten en un relato único y con un mismo objetivo: que simplemente lo ames.

Por si esto fuera poco, pasear con alguien que nació y vive aquí nos ayudó a ver este pueblo mágico del Estado de México con ojos más íntimos y con una sencillez fuera de serie. Ahora sí, allá vamos:

1. Fue nombrado pueblo mágico en 2005

Se ubica a menos de 150 kilómetros de la Ciudad de México, el pretexto perfecto para una escapada de fin de semana. Debido a sus calles empedradas, sus pintorescas construcciones con techos de tejas rojas y su importancia turística en el centro del país, fue nombrado pueblo mágico desde 2005.

2. El lago de Valle de Bravo es artificial

Así es, tal como lo lees: este hermoso lago que se disfruta tanto durante todo el año, es artificial. Resulta que en realidad es la presa Miguel Alemán pero funge como lago desde 1947 para beneplácito de todos los visitantes y residentes.

Aquí puedes darle gusto a tu alma navegadora, ya que se realizan actividades desde regatas, pesca deportiva o simplemente un recorrido para admirar todo lo que Valle de Bravo te ofrece. En total, abarca una superficie de 21 kilómetros cuadrados, y alcanza una profundidad de 40 metros.





3. Las propiedades alrededor del lago son de las más caras de México

Pues sí. Según algunos datos curiosos sobre Valle de Bravo que hemos leído y nos han contado sus habitantes, ésta es una de las zonas más exclusivas del Estado de México. Así pues, no cualquiera tiene una casa en las inmediaciones del lago, lo cual incluye en su caso, un muelle y sus respectivos barcos privados.

Si no me crees, puedes buscar tú mismo en páginas de inmobiliarias y verás que los precios parten desde los 9 millones de pesos y pueden subir hasta 76 MDP. Incluso este lugar sirve como refugio de fin de semana para políticos y una que otra celebridad. ¡Acapulco se queda corto!

4. En lancha, puedes recorrer el lago en 40 minutos

A menos que tengas casa de lujo aquí, todos los recorridos parten del embarcadero municipal. Este hermoso lugar es motivo de reunión para los incautos que deseamos una probadita de Valle de Bravo desde el agua. El recorrido dura aproximadamente 40 minutos y los guías te contarán historias muy interesantes.

Antes de subir, puedes comprar alguna bebida refrescante o incluso botana, para aligerar la deshidratación si el sol está a plomo. Solo recuerda conservar tu basura y depositarla en los contenedores una vez que termine tu recorrido. Gracias 🙂





5. Es el mejor lugar para vuelo en parapente

Los mexicanos disfrutamos de los deportes extremos y tenemos sitios hermosos donde llevarlos a cabo. Uno de los datos curiosos sobre Valle de Bravo: cada semana cientos de amantes de la adrenalina se congregan aquí, e incluso se realizan campeonatos nacionales e internacionales de vuelo libre.

Aquí disfrutarás de hermosas vistas de todo el valle si el clima es benevolente. Estos pájaros artificiales despegan desde el mirador Monte Alto y todos aterrizan 30 minutos después a un costado de la presa, un lugar especial llamado Santa María. Quizá te interese reservar tu experiencia aquí.





6. Desde ‘La Peña’ puedes dominar el panorama

Si quieres una perspectiva diferente del pueblo de Valle de Bravo, entonces sube a La Peña. En alrededor de 30 minutos estarás en la cima y este hermoso punto tiene historia: alguna vez habitaron aquí los indígenas matlatzincas. Así que además de ver el lago y sus alrededores, te encontrarás con muestras religiosas y vestigios precolombinos.

Si te quieres dar una idea de cómo verás todo desde arriba, entonces esta foto te lo dirá todo:





7. La fiesta patronal es el 4 de octubre

El Santo Patrono de Valle de Bravo es el 4 de octubre, por lo que el festejo por San Francisco de Asís comienza desde muy temprano, con las famosas ‘mañanitas’ y continúa durante todo el día con desfiles, música y concurso de carros decorados con flores muy coloridas.

El zócalo principal se convierte en toda una quermés, el paraíso de los antojitos mexicanos a tu disposición. Más tarde disfrutarás de fuegos artificiales y toda clase de actividades dignas de vivirse al menos una vez.

8. El templo más alto del Estado de México

PEl siglo XVII es el predominante en las obras pictóricas y escultóricas al interior de la Parroquia de San Francisco de Asís. Uno de los datos curiosos sobre Valle de Bravo es que éste es el templo más alto de todo el Estado de México y su construcción fue culminada en su totalidad hasta 1994.

Dicha iglesia es motivo de atención especial en octubre, cuando se realiza la fiesta patronal antes mencionada, pero tampoco pasa desapercibida el resto del año. Los visitantes se sienten atraídos por su arquitectura y enigmático pasado.





9. La Cascada Velo de Novia desemboca en el lago

Si quieres ver en todo su esplendor la Cascada Velo de Novia, debes ir algunos kilómetros arriba del pueblo, hacia Avándaro. Pero también en este pueblo mágico desemboca tan solo una parte de la cascada y puedes apreciarla durante el recorrido por el lago.

Esto no te será suficiente, te recomiendo hacer el esfuerzo y conocerla en su totalidad, es maravillosa.

10. Las mejores hamburguesas de Valle de Bravo son caseras

A pesar de que en Valle de Bravo encuentras muchísima oferta gastronómica, restaurantes, bares y cantinas que se pelean por atraer tu atención, yo debo recomendarte un local modesto y pequeño donde venden las mejores hamburguesas del pueblo, atendido por el chef Arturo García Araujo. Y no, no es cuento.

Si caminas a lo largo de la calle Toluca, llegarás a una intersección a la cual le llamo ‘la escuadra del sabor’. A tu derecha verás una entrada pequeña -el número 101-, con algunos asientos a la vista y un olor a carbón que te será inconfundible. Se llama El Faro y, sin duda, debes probar las suculentas hamburguesas a un precio razonable.

¿Te han parecido interesantes estos datos curiosos sobre Valle de Bravo? Entonces ayúdanos a difundirlo y déjanos tus comentarios para saber tu opinión! 🙂 Gracias por leernos



Maru White Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

forty seven − forty =