Hacienda Sepúlveda, una experiencia inolvidable

Hacienda Sepúlveda Lagos de Moreno

Habitaciones únicas, un ambiente rústico, gastronomía de diez, paseos en caballo, un spa fuera de serie y el trato más cordial y cálido que hemos recibido: así fue como Hacienda Sepúlveda se clavó en nuestro corazón, con un fin de semana inolvidable a las afueras de Lagos de Moreno.




A tan solo unos 10 minutos del pueblo mágico de Lagos de Moreno, en Jalisco, existe un lugar ideal para decir adiós al estrés y dejarte llevar por la tranquilidad de una Hacienda adaptada como hotel boutique para recibir a los visitantes en cada una de sus 26 habitaciones e instalaciones adecuadas a la perfección.

Aquí algo es seguro: debes prestar atención a los detalles, porque son lo que más resaltan entre las paredes altas, los pasillos, las áreas comunes, las fotografías, cuadros, recetas y los amplios jardines que están de impacto. El aburrimiento no tiene cabida, aquí vienes a celebrar la vida y llenarte de energía.

Hacienda Sepúlveda, toda una experiencia

Desde que arribas, el Hotel Hacienda Sepúlveda te brinda la experiencia que mereces: un recibimiento especial, con toallitas húmedas para mitigar el calor, agua fresca y la amabilidad de la familia Serrano y todos quienes aquí laboran, como presagio de lo que te espera: comodidad y camaradería.

Luego de hacer check-in y tener lista la llave de la habitación, tienen reservado para ti un masaje de manos como bienvenida, que agradecerás mucho y te dejará listo para recorrer la Hacienda y formar parte de este exquisito lugar que data de 1684.

Ya desde aquí comenzaba nuestro romance con este sitio.

Un merecido masaje de manos antes de instalarnos

Un poco de Historia

No es nuevo que las Haciendas mexicanas tengan un boom después de siglos de haber sido construidas para diversos propósitos. En el caso de Hacienda Sepúlveda, su misión era la ganadería por allá del siglo XVII cuando don Juan de Sepúlveda se encargaba de producir y labrar tierras que ahora serían prósperas y muy distintivas del estado de Jalisco.

Décadas después, la propiedad fue adquirida por la familia Serrano, que durante al menos tres generaciones se ha encargado de dar mantenimiento y vida a este extenso complejo que ahora alberga el concepto de hotel boutique, el cual surgió hace 16 años.

Desde entonces, tanto Santiago como Alfonso Serrano y el resto de su familia, se han dado a la tarea de hacer de éste, uno de los lugares más acogedores que conocerás en Lagos de Moreno. Si aún necesitas más para convencerte, vamos a que conozcas las instalaciones:

26 habitaciones, todas distintas

Cada uno de los 26 cuartos a tu disposición cuentan una historia diferente. Y el significado puede ser entrañable. Todas tienen baño con agua caliente y una iluminación bien pensada; televisión, pero sobre todo, la decoración es distinta y especial.

Por ejemplo, nosotros nos hospedamos en el “Pendejaus“, el cual, según nuestro anfitrión Santiago Sepúlveda, era uno de los cuartos que tenían historias chuscas y entre bromas, era todo, menos un penthouse hace 30 años.

Sin embargo, ahora es una máster suite con todas las comodidades en el segundo piso y en el cual descansamos como reyes!

“¡Yo mejor me voy a mi pendejaus!”

Bar El Alipuz

No esperes un bar tradicional, con música a todo volumen y el bullicio que no te permite ni entablar conversación con otros. El bar “El Alipuz” es más bien un lugar rústico, con salitas para convivir, una barra decorada con luces y algunas mesas altas que te permiten disfrutar del ambiente.

Quizá cuando baje el sol te merezcas una buena copa de vino o unos tequilas bajo la luz tenue, ¿por qué no? Una partida de billar con los amigos o demás huéspedes y después la plática sabrosa con quien se deje mientras contemplas las fotografías y todo lo que te acompaña alrededor.

El Laberinto

¿Alguien dijo caminar sin zapatos en el jardín? El laberinto está hecho especialmente para que realices esto y no te sientas mal. El espacio está alineado con el cosmos para que disfrutes de una experiencia sensorial, recorras el curioso camino y respires aire fresco o lo hagas bajo la lluvia.

Además del casco de la antigua hacienda, también verás pavorreales, una enorme nopalera y la entrada hacia otra de las áreas más concurridas: el Temazcal.

Temazcal 

Este antiguo ritual prehispánico aún prevalece en la actualidad, y Hacienda Sepúlveda lo pone a tu disposición por un costo adicional. Se ubica en un jardín rodeado por enormes árboles, frases inspiradoras en los muros y al fondo un corral con caballos y ciervos que conviven en comunión.

Pregunta por clases de yoga y otras actividades al aire libre durante tu estancia; seguro encontrarás lo que más se acerque a tus necesidades.

Paseos en calandria

Siempre hay una forma distinta de mimetizarte con el entorno, y para ello existen los paseos en calandria dentro de la Hacienda Sepúlveda. Un breve recorrido de 25 minutos bastará para que conozcas un poco más allá de lo visible a simple vista.

Alfredo fue el encargado de llevarnos, él lleva más de 30 años laborando aquí y conoce la propiedad al derecho y al revés. Como hobby, se encarga de hacer trabajos en hierro forjado y con gusto te puede vender alguno si deseas llevarlo a casa. ¡No dudes en platicar con él, es enriquecedor!

Las caballerizas

Si ves la Hacienda Sepúlveda de frente, a tu izquierda verás un caminito que conduce directo a las caballerizas; un interesante lugar para convivir con los animales y acariciar a dos o tres de ellos que te reciben con curiosidad. Tamién hay gallos y pavorreales por doquier.

A los caballos les encantan las vainas que caen de los mezquites, así que podría ser tu oportunidad de hacer nuevos amigos equinos y alimentarlos un poco. Recuerda tener precaución y respetar su espacio, al igual son seres vivos!

Piscina

En pleno verano nada se agradece más que un buen “chapuzón” en esta alberca con agua templada! Alrededor hay unos bellísimos arcos donde te puedes resguardar del sol y pedir tu bebida preferida, ¡listos para refrescarnos! También hay camastros y mesas para ti.




Así que ya sabes, lleva tu traje de baño y no te quedes con las ganas de entrar. Aunque si por alguna razón lo olvidas, en la recepción tienen opciones para comprar y hasta estrenarás en tus vacaciones!

El Spa

Como seguramente buscas aislarte del mundo y poner a todos tus sentidos en relajación, el Spa es una de las opciones más buscadas al llegar a Hacienda Sepúlveda. Es un espacio silencioso, con vapor, sauna, camas de masaje, jacuzzi, regaderas y un aroma exquisito que te golpea desde que entras.

Pregunta por el masaje holístico y masajes especiales para embarazadas, son muy famosos y los clientes salen felices de tener esa experiencia algunas veces hasta espiritual. No por nada está catalogado como uno de los 20 mejores spas de México.

Un pequeño lago artificial

Con un par de camastros a la sombra del árbol, una lanchita para dos y hasta la oportunidad de practicar la pesca, Hacienda Sepúlveda pensó en todo. Este pequeño lago artificial es una belleza por donde quiera que lo veas. Y cuando cae la noche, el cielo estrellado se presenta ante ti sin igual.

De vez en cuando incluso realizan funciones de cine al aire libre, con palomitas y un ambiente muy familiar, ¡pregunta por este tipo de actividades!

Eventos

Por supuesto, ¿quién no desearía casarse en Hacienda Sepúlveda? Es lo que escuchamos muy seguido durante nuestro fin de semana aquí. Tienen salones de eventos, jardines para todas tus necesidades y claro, tu boda podría ser inolvidable en un lugar tan histórico como éste.

Con suerte, un pavorreal te mostrará su esplendoroso plumaje como símbolo de prosperidad y mucho amor!

Restaurante Mamalena

No se nos olvidaba, simplemente dejamos lo mejor para el final. El Restaurante Mamalena es la entrada a la gastronomía jalisciense de una forma muy personalizada y hogareña. Cada platillo representa un sentimiento y no podrás quedar ajeno a ello.

El sabor tradicional de su cocina gourmet te evocará los mejores recuerdos y te apuesto que no podrás resistirte a la explosión gustativa. El postre ni se diga, no tengas miedo de repetir. Sería imposible decir qué fue lo mejor que probamos, pero las pacholas son un manjar!

Festival Tacos, Tequila y Jazz

Una de las razones por las que acudimos a Hacienda Sepúlveda, fue para presenciar el Primer Festival Tacos, Tequila y Jazz. ¿Te imaginas esta combinación? ¡Pues es exquisita! Y no te la puedes perder el próximo fin de semana, porque habrá 12 platillos distintos junto con el Tequila Cuervo y música en vivo.

Nada como un maridaje perfecto para refrendar nuestra mexicanidad y experimentar sabores que harán explosión en tu paladar. Puedes reservar el el sitio oficial de la Hacienda Sepúlveda o en reservaciones@haciendasepulveda.com.mx

¡No te quedes sin tu lugar! Aquí te dejamos una probadita de lo que se vive en él. Recuerda que a lo largo del año, también tienen otros eventos pensados para ti…





Maru White Autor

Comentarios

    Mafer

    (17/07/2017 - 5:36 PM)

    Que gran experiencia!!!! las fotos están increíbles!, me quedo con la del laberinto energético!! tenemos que volver para caminar descalzas!!!!!

      Maru White

      (17/07/2017 - 5:49 PM)

      Sí, y mojarnos con la lluvia! Lo pensamos después jajaja, besos!!!!!!!

    Karla

    (17/07/2017 - 5:33 PM)

    Padrísimo lugar. Definitivamente hay que planear un fin de semana para ir y desconectar de la ciudad.
    Muchas gracias por compartir q

      Maru White

      (17/07/2017 - 5:48 PM)

      Hay que ir MUCHOS fines de semana!!!!! Gracias por comentar, Karlita!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ fifty two = fifty four